Buscador de Propiedades Elija la zona para comenzar

 

Buscador de propiedades

Ver resultados en

Asesoramiento

  1. Claves para elegir una vivienda
  2. Porque elegir una inmobiliaria?
  3. Los riesgos del dueño vende.


    Claves para elegir una vivienda

1- Elección del barrio

A la hora de comprar su nueva vivienda, Usted estará eligiendo el barrio en que vivirá y su estilo de vida. Es por ello, que tendrá que evaluar si el barrio cumple con sus necesidades, por ejemplo:

•  Los medios de transporte público que Usted requiere

•  Espacios verdes cerca

•  Centros comerciales

•  Distancia a su lugar de trabajo

•  Centros educacionales y de salud

•  El nivel de seguridad del barrio

2- Elección de la vivienda

Al momento de la elección de una propiedad le recomendamos lo siguiente:

Pida a su agente que gestione el certificado de dominio del inmueble y certificados de inhibición del propietario en el registro de la Propiedad antes de la firma del boleto. Esto le permitirá determinar si la propiedad en cuestión tiene alguna hipoteca o embargo y si posee alguna inhibición sobre el inmueble. 

Es importante considerar la comisión de la inmobiliaria antes de cerrar la operación. 

Verifique la calidad de los materiales con que fue construido el inmueble. Observe muy bien las terminaciones y los materiales externos, ya que ésto le permitirá determinar si en general fue hecho con materiales de calidad. 

Preste atención a la orientación del sol. La orientación Este es buena porque recibe el sol por la mañana. La orientación Norte recibe sol durante todo el día. La Oeste hace que reciba el sol por la tarde y provoca que la vivienda sea calurosa. La orientación Sur no recibe el sol durante todo el día, por lo tanto las viviendas son más frías. 

Observe bien la distribución del inmueble, ya que una buena distribución permite aprovechar al máximo los metros cuadrados. Una mala distribución está dada por pasillos con poca utilidad y ambientes con formas irregulares. 

Observe si la cantidad de placards que posee el inmueble son los que Usted necesita o si posee espacio donde incorporar nuevos. 

Es conveniente que el lavadero sea independiente de la cocina. 

Verifique el funcionamiento de los artefactos sanitarios. 

Observe posibles humedades bajo ventanas, cielo rasos y cimientos. 

Compruebe si existen pérdidas de gas exigiendo que todas las llaves de paso se encuentren abiertas. 

Verifique que todas las puertas y ventanas cierren correctamente. 

Averigüe el costo de los impuestos, solicitando los de los últimos períodos. 

Si Usted elige un inmueble ubicado sobre una avenida o calles de mucho tránsito le aconsejamos que preste atención a los ruidos. 

Evalúe si la iluminación natural del inmueble, en todos sus ambientes, es la que Usted desea o requiere. 

Si Usted elige un inmueble en una zona residencial, le aconsejamos que consulte por las normas. Por ejemplo si está permitido construir edificios y por cuántos pisos.

3- En el caso que elija un departamento le aconsejamos además:

Averiguar el costo de las expensas, solicitando que le muestren los recibos de expensas del último año. 

Solicitar una copia del reglamento de copropiedad, donde podrá observar el porcentaje asignado a la propiedad, verificar la existencia de bauleras, si las cocheras son fijas o móviles y si la unidad es apta para uso profesional. 

Averiguar la antigüedad del inmueble. Cuándo fue la última vez que se realizaron las mejoras en el edificio. Antigüedad y estado de las cañerías del inmueble y del edificio. 

Observar cuántos departamentos hay por piso y si hay oficinas. Ello le permitirá determinar los ruidos del edificio. 

Si Usted elige un departamento en pisos bajos o en el último piso tendrá mayores riesgos. El último piso puede presentar problemas de filtraciones y de humedad. Los departamentos en pisos bajos suelen tener problemas de iluminación natural. 

En cualquier caso, visite la propiedad más de una vez en diferentes días y horarios, pues el movimiento de vecinos y ruidos pueden variar mucho, como así también la luminosidad y otros aspectos. 

Ante cualquier duda, le recomendamos consultar a un profesional de confianza.




¿PORQUÉ ELEGIR UNA INMOBILIARIA?

Son innumerables los beneficios y motivos por los cuales resulta conveniente resolver las operaciones inmobiliarias a través de una agencia. Aquí exponemos algunos de los principales motivos:

Para la persona que compra una propiedad, resulta fundamental obtener un asesoramiento adecuado para poder tomar decisiones correctas. Obtendrá acceso a ofertas en mejores precios, debido a que las tasaciones fueron realizadas por profesionales y se ajustan a realidades del mercado, y no es un precio que surge del optimismo de dueños encariñados con sus propiedades. Podrá resolver la mudanza o inversión en menos tiempo, puesto que visita y evalúa sólo las propiedades previamente seleccionadas por el agente, las cuales responden a sus necesidades y deseos. Además disfruta del proceso de compra de un bien, a partir de la tranquilidad que le brinda estar seguro de la legalidad del desarrollo y los involucrados en la transacción. Si pudiera surgir algún tipo de dificultad, obtendrá el respaldo profesional y la solución más adecuada, evitando ingerirse en operaciones interminables por desorden en la documentación y situaciones que nunca se puedan concretar. También evita el desgastante proceso de negociación entre las partes, pudiendo mantener una postura clara y concretando operaciones a partir de relaciones objetivas sin el agravante de que, además de resolver la operación, deban congeniar en carácter las personas involucradas.

 El vendedor de un inmueble obtendrá también un asesoramiento apropiado durante todo el proceso, resolviendo cuestiones fundamentales a la hora de vender, como lo es la seguridad durante las visitas a su propiedad, ya que no recibe a cualquier persona, sino a clientes previamente tratados y seleccionados por la agencia, ahorrando en tiempo y comodidad, puesto que no debe atender personalmente a todos los interesados, quedándose en el sitio largas horas y esmerándose con visitantes que en realidad están lejos de concretar una operación. También se beneficia con diferentes formas de publicidad según su conveniencia, resuelta a partir del clásico cartel o el aviso en el diario, hasta la más moderna tecnología de intercambio de información a partir de redes informáticas, resaltando adecuadamente las virtudes del inmueble en forma sumamente completa. Todo el proceso se desarrolla en forma controlada, ya que el propietario es informado regularmente de la situación del mercado en general, y de su propiedad en particular, teniendo un control ordenado de las visitas y sus comentarios, pudiendo detectar aspectos que estén determinando el acaecer de la operación. Al igual que el comprador, evita la dificultad que implica la negociación entre las partes, concretando la operación a partir de relaciones objetivas.

Otros de los beneficios al operar a través de una agencia son manejar de forma segura las garantías de contratos y convenios, resolver adecuadamente los requerimientos de sellados y otros aspectos legales, contar con servicios de administración de propiedades y control o pago de impuestos y servicios, encontrar inquilinos adecuados al perfil requerido, etc.

Diez motivos por los cuales debería contar con una inmobiliaria

•  Obtiene asesoramiento apropiado

•  Mejores precios consecuencia de tasaciones reales

•  Resolver la mudanza en menos tiempo

•  Asegurarse la legalidad de la transacción

•  Seguridad porque no trata con cualquier persona

•  Publicidad

•  Ahorra tiempo al no atender a todos

•  No realiza la desgastante negociación

•  Asegurar las garantías

•  Inquilinos adecuados con el perfil

Por todo esto y mucho más, realizar sus operaciones a través de una inmobiliaria es la forma más fácil y segura de obtener los máximos beneficios de un proceso transparente que consolide su completa satisfacción.

 

LOS RIESGOS DEL DUEÑO VENDE 

Todas las claves para decidir una transacción en forma adecuada

Al momento de concretar una operación inmobiliaria, parecería interesante tratar directamente con el dueño evitando pagar honorarios a un corredor público. Pero un proceso en el que se decide una mudanza o una inversión de este tipo, requiere otras consideraciones.

Si analizamos el proceso desde el punto de vista de la persona que compra una propiedad, notaremos que resulta fundamental obtener un asesoramiento adecuado para poder tomar decisiones correctas. Por otro lado, contrariamente a lo que se cree, operando a través de una agencia obtendrá acceso a ofertas en mejores precios, debido a que las tasaciones fueron realizadas por profesionales y se ajustan a realidades del mercado, y no es un precio que surge del optimismo de dueños encariñados con sus propiedades. Con una inmobiliaria ahorrará tiempo, puesto que visita y evalúa sólo las propiedades previamente seleccionadas por el agente, las cuales responden a sus necesidades y deseos. Además disfruta del proceso de compra de un bien, a partir de la tranquilidad que le brinda estar seguro de la legalidad del desarrollo y los involucrados en la transacción. Si pudiera surgir algún tipo de dificultad, obtendrá el respaldo profesional y la solución más adecuada, evitando ingerirse en operaciones interminables por desorden en la documentación y situaciones que nunca se puedan concretar. Contando con la ayuda de una inmobiliaria evita el desgastante proceso de negociación entre las partes, pudiendo mantener una postura clara y concretando operaciones a partir de relaciones objetivas sin el agravante de que, además de resolver la operación, deban congeniar en carácter las personas involucradas.

Veámoslo ahora del lado del vendedor. Operando a través de una inmobiliaria obtendrá también un asesoramiento apropiado durante todo el proceso, resolviendo cuestiones fundamentales a la hora de vender, como lo es la seguridad durante las visitas a su propiedad, ya que no recibe a cualquier persona, sino a clientes previamente tratados y seleccionados por la agencia, ahorrando en tiempo y comodidad, puesto que no debe atender personalmente a todos los interesados, quedándose en el sitio largas horas y esmerándose con visitantes que en realidad están lejos de concretar una operación. También se beneficia con diferentes formas de publicidad según su conveniencia, resuelta a partir del clásico cartel o el aviso en el diario, hasta la más moderna tecnología de intercambio de información a partir de redes informáticas, resaltando adecuadamente las virtudes del inmueble en forma sumamente completa. Con la intervención de una inmobiliaria, todo el proceso se desarrolla en forma controlada, ya que el propietario es informado regularmente de la situación del mercado en general, y de su propiedad en particular, teniendo un control ordenado de las visitas y sus comentarios, pudiendo detectar aspectos que estén determinando el acaecer de la operación. Al igual que el comprador, al operar a traves de una agencia se evita la dificultad que implica la negociación entre las partes, concretando la operación a partir de relaciones objetivas.

Otros de los beneficios al operar a través de una agencia son manejar de forma segura las garantías de contratos y convenios, resolver adecuadamente los requerimientos de sellados y otros aspectos legales, contar con servicios de administración de propiedades y control o pago de impuestos y servicios, encontrar inquilinos adecuados al perfil requerido, etc.

Si a todo esto sumamos el hecho de que las estadísticas indican que más del 90% de las operaciones se realizan con la intervención de un corredor inmobiliario, se desvanecen las últimas pocas ventajas que presenta un especulador intento por el cual se trate de ahorrar una comisión